Tempo Phobia se presenta al mundo con su primer trabajo “Pray or Think”

Joven banda de Logroño (entre los veinte y veinticuatro años) pero con muchas tablas dada la carrera académica en el ámbito musical de sus componentes. Su historia es de un crecimiento musical y humano continuo. Esta banda comenzó como dúo de guitarras y voces, recordando quizá a esas cuidadas armonías de ‘Simon & Garfunkel’, sin descuidar las atmósferas guitarrísticas con las que conseguían hacer olvidar al espectador la falta de instrumentos sobre el escenario.

El dúo progenitor del proyecto demuestra desde un principio entenderse a la perfección a la hora de repartir las tareas compositivas. Gabriel Fernández se encarga de adornar la parte vocal con su camaleónica voz, en ciertos momentos cálida y dulce. En otros potente, alcanzando matices vocales de la añorada época del mejor Motown. Al mismo tiempo se encarga de la guitarra rítmica. Mientras tanto Juan Mateos, guitarra principal, añade armonías e ideas melódicas que recuerdan a los grandes, consiguiendo abrazar al oyente sin que éste se de cuenta dado el vituosísmo con el que sus dedos recorren el mástil. También acompaña con voz desgarrada y versátil, capaz de mimetizarse con la entonación de Gabriel, incrementando así  el potencial de las armonías vocales.

Tras su participación en el Festival Gredos Sonora, donde comparten cartel con reconocidos artistas como Fuel Fandango o Elefantes, deciden como es natural completar la formación de la banda, añadiendo a la ecuación bajista y batería. A los graves Héctor Hernáez, veterano del grupo con varios discos a sus espaldas y con un sentido de la música envidiable. A las baquetas Nicolás Mariñán, un baterista superdotado, tanto técnicamente como musicalmente, capaz de dotar a la canción de su justa intensidad y manteniendo en equilibrio las dinámicas.
Compartiendo esta experiencia en común,  poco tiempo ha sido necesario para ser correspondidos con una sorprendente y grata acogida por parte del público, que les ha llevado a ganar cada concurso al que se han presentado, facilitándoles en gran medida la grabación de este primer álbum.

Tempo Phobia - Pray or Think

Su disco Pray or Think resulta a primera vista ambicioso, lo cual es sorprendente dados los escasos medios con los que han contado para su realización.  Esto no les privó rodearse de un grupo de músicos talentosos (violines, violas, chelos y trompetas). En Pray or Think, encontramos pianos, arreglos de cuerda y viento compuestos por el propio Gabriel, mandolinas ejecutadas por Juan y percusiones por parte de Nicolás.

Es un trabajo que respira aires de grandeza y realmente no es para menos, pues llama la atención de todo aquel que le gusta la buena música.

¿Cómo un grupo de chicos tan jóvenes pueden mostrar tanto talento y madurez? Su respuesta es: “dedicación y ganas, unas ganas locas de comernos el mundo”.

Este album te sacude y te acaricia, te hace bailar y te hace pensar. Hablan de amor, de muerte, de sexo… Sus melodías nos mecen en la nostalgia evocada por sus comienzos acústicos con bellas armonías de guitarra, así como de repente nos zarandean con su lado más eléctrico y sorprendentemente moderno, actual.